Skip to content

Trastorno por estrés postraumático infantil y del adolescente (TEPT)

El estrés y el trauma relacionados con la inmigración, la pobreza los problemas intrafamiliares pueden pueden exponer a jóvenes latinos/hispanos al riesgo de TEPT (Ramírez, et. al, 2017). Los niños que experimentan un evento traumático directamente o son testigos de él pueden verse afectados a largo plazo y desarrollar síntomas de TEPT. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades describen los siguientes síntomas en niños con TEPT:

  • Reviven el evento una y otra vez en el pensamiento o en el juego.
  • Presentan pesadillas y problemas para dormir.
  • Se molestan mucho cuando algo les recuerda el evento.
  • Les faltan las emociones positivas y presentan estados de ánimo negativos.
  • Exhiben miedo o tristeza continuos e intensos.
  • Muestran mayor irritabilidad o arrebatos de enojo.
  • Se sobresaltan fácilmente.
  • Actúan de manera incapaz, desesperanzada o retraída.
  • Niegan que el evento sucedió o reaccionan con insensibilidad.
  • Evitan lugares o personas que tengan alguna relación con el evento.

Un niño que se ha visto afectado por un trauma puede experimentar solo algunos de estos síntomas.
Los niños con TEPT pueden experimentar pensamientos angustiosos y los recuerdos del trauma pueden ocurrir sin previo aviso. Pueden mostrar comportamientos más típicos de los niños más pequeños, como orinarse en la cama o hablar como bebés, y pueden experimentar síntomas físicos, como dolores de cabeza y de estómago. Sus síntomas a menudo pueden confundirse con los del TDAH. Los síntomas pueden pueden afectar el desempeño en la escuela y sus relaciones con los miembros de su familia y sus compañeros.

Experiencias infantiles adversas

Los eventos traumáticos que ocurren durante la niñez (entre 0 y 17 años) llamados experiencias adversas en la infancia (EAI) predicen de manera única la aparición del TEPT en la edad adulta (Frewen, et. al, 2019). Investigaciones han  señalado que aproximadamente 77 % de los jóvenes y adultos latinos/hispanos experimentan al menos una EAI a lo largo de sus vidas, y que entre los jóvenes latinos/hispanos, el 28 % está expuesto a cuatro o más EAI (Ramírez, 2017).

Las experiencias infantiles adversas pueden incluir:

  • Violencia doméstica parental (castigo corporal)
  • Abuso y negligencia infantil
  • Pobreza y falta de vivienda
  • Implicación en la justicia penal
  • Muerte del padre o la madre

Los estudios han encontrado que la exposición a EAI se asocia con problemas de salud mental y conductual, uso de sustancias y condiciones de salud crónicas, y afecta la calidad de vida en general. Los niños latinos/hispanos con exposiciones más altas a EAI también tienen un mayor riesgo de intento de suicidio, agresión y mala conducta escolar (Ramírez, 2017).

Los valores de la familia latina, los programas preescolares de alta calidad, el apoyo a las familias en lactancia, los alimentos saludables y los espacios seguros para la actividad física contribuyen a un desarrollo temprano saludable, que puede proteger contra las EAI.

Ayudar a un niño con TEPT

Si los síntomas de un niño duran más de  cuatro semanas o empeoran, es momento de buscar ayuda. La consejería o terapia de salud mental pueden ayudar a reconocer y tratar el trauma. Apoyar a un niño con TEPT generalmente implica ayudar al niño, a los padres, a los miembros de la familia y a los cuidadores, a crear una sensación de seguridad, ayudando al niño a hablar sobre sus sentimientos y experiencias directamente o a través del arte y el juego, y enseñándole habilidades de relajación. Los cuidadores también deben estar atentos a su propio auto-cuidado, para poder ayudar a los niños a sanar.

Para obtener más información sobre cómo comprender y ayudar a los niños de todas las edades a recuperarse de eventos traumáticos, visite la Red Nacional de Estrés Traumático Infantil.

Referencias
Frewen P, Zhu J, Lanius R. Lifetime traumatic stressors and adverse childhood experiences uniquely predict concurrent PTSD, complex PTSD, and dissociative subtype of PTSD symptoms whereas recent adult non-traumatic stressors do not: results from an online survey study. Eur J Psychotraumatol. 8 de mayo, 2019;10(1):1606625. doi: 10.1080/20008198.2019.1606625. PMID: 31105905; PMCID: PMC6507912.

Post-traumatic stress disorder in children. (8 de marzo, 2023). Obtenido el 7 d abril, 2023, en: https://www.cdc.gov/childrensmentalhealth/ptsd.html

Ramirez, A., Gallion, K., Aguilar, R., & Dembeck, E. (2017). (Resumen del tema) Mental Health and Latino Kids: A Research Review (Rep.). Salud America! Robert Wood Johnson Foundation.

Tabb LP, Rich JA, Waite D, Alberto C, Harris E, Gardner J, Gentile N, Corbin TJ. Examining Associations between Adverse Childhood Experiences and Posttraumatic Stress Disorder Symptoms among Young Survivors of Urban Violence. J Urban Health. Ago 2022;99(4):669-679. doi: 10.1007/s11524-022-00628-4. Epub 14 de junio, 2022. PMID: 35699886; PMCID: PMC9360210.

Medical leadership for mind, brain and body.

Join Today