Skip to content

La crisis de los opioides: efecto, desafíos y vías de recuperación

Los opioides son una clase de fármacos que incluyen analgésicos de venta con receta como la oxicodona y la hidrocodona, las drogas ilegales como la heroína y los opioides sintéticos como el fentanilo. Estas sustancias se unen a los receptores de opioides en el cerebro y producen alivio del dolor y euforia. Su consumo prolongado puede provocar tolerancia, dependencia y adicción, características del trastorno por consumo de opioides (TCO). El fentanilo, debido a su potencia, ha desempeñado especialmente un papel letal en la crisis de los opioides.

El TCO afecta a personas de todas las edades y sexos en todo el mundo. EE. UU. ha tenido un aumento sustancial en los casos de TCO y ha contribuido a lo que a menudo se denomina como la "epidemia de los opioides". En 2021, se estimó que más de 10 millones de estadounidenses mayores de 12 años había consumido opioides de forma indebida en el último año. Las raíces de la epidemia se remontan a finales de la década del 1990, cuando se generalizó el consumo de opioides con receta. Esta prescripción excesiva, junto con la proliferación de opioides ilegales como la heroína y de opioides sintéticos como el fentanilo, ha fomentado la crisis. El TCO no se limita a los EE. UU., sino que es un problema mundial, con diferentes tasas de prevalencia en los distintos países.

El TCO tiene consecuencias devastadoras de la salud. Desde el punto de vista físico, puede provocar depresión respiratoria, infecciones, estreñimiento y desequilibrios hormonales. Desde el punto de vista psicológico, las personas con TCO a menudo sufren de depresión, ansiedad y trastornos cognitivos. Desde el punto de vista social, puede entorpecer las relaciones, perturbar el empleo y llevar a la comisión de delitos. El aspecto más alarmante es la tasa de mortalidad asociada a la TCO. Las muertes por sobredosis de TCO han aumentado considerablemente, y una gran parte se debe a los opioides sintéticos potentes como el fentanilo. En los EE. UU., se producen decenas de miles de muertes al año por sobredosis de opioides, por lo cual se convierte en una de las principales causas de muertes evitables.

Síntomas del trastorno por consumo de opioides

Los opioides pueden generar sentimientos de euforia, por lo que incrementan la probabilidad de que las personas sigan usándolos a pesar de las consecuencias negativas. El trastorno por consumo de opioides es un trastorno crónico con posibles consecuencias graves, como la discapacidad, las recaídas y la muerte. El trastorno por consumo de opioides es un patrón problemático del consumo de opioides que conlleva a tener problemas o angustia, con la ocurrencia de al menos dos de las siguientes opciones en un período de 12 meses (DSM5-TR):

  • Consumir cantidades mayores de opioides o consumirlos por un período más largo de lo previsto.
  • Deseo o esfuerzos insatisfactorios de disminuir o controlar el consumo de opioides.
  • Pasar mucho tiempo tratando de conseguir o usar opioides.
  • Ganas o un fuerte deseo o ansia de consumir opioides.
  • Problemas en el trabajo, la escuela o el hogar.
  • Consumo continuado de opioides a pesar de tener problemas constantes (como problemas de relaciones o de salud).
  • Renunciar a o reducir actividades debido al consumo de opioides.
  • Consumir opioides en situaciones peligrosas, como conducir bajo la influencia de opiáceos.
  • Tolerancia (necesidad de aumentar la cantidad para obtener el mismo efecto).
  • Sufrir síndrome de abstinencia o tomar opioides para evitarlo.

Cómo prevenir el trastorno por consumo de opioides

La prevención del TCO es multifacética y requiere actuar en varios niveles. Los profesionales médicos deben actuar con cautela a la hora de prescribir opioides, optar por estrategias de tratamiento del dolor sin opioides siempre que sea posible y educar a los pacientes sobre los riesgos. También es preciso mejorar el seguimiento de los opioides recetados para evitar su desvío al mercado ilícito. Los esfuerzos de prevención de la comunidad deben centrarse en educar sobre los peligros del uso indebido de los opioides y en promover el almacenamiento y la eliminación seguros de los medicamentos. Las estrategias de reducción de daños, como los programas de intercambio de agujas y la distribución de naloxona (un fármaco para revertir las sobredosis de opioides) son cruciales para evitar las muertes relacionadas con los opioides.

Cómo obtener ayuda para el trastorno por consumo de opioides

Cómo obtener ayuda: Para las personas que luchan contra el TCO, es esencial que busquen ayuda. Existen múltiples vías para obtener ayuda:

  1. Tratamiento médico: La medicación para el TCO es un enfoque muy eficaz, que combina medicamentos (como metadona, buprenorfina o naltrexona) con asesoramiento y terapia. La medicación ayuda a reducir las ganas de consumir y los síntomas de abstinencia, y aumenta las probabilidades de recuperación.
  2. Asesoramiento y terapia: Las terapias conductuales, como la terapia cognitivo-conductual (TCC) y el manejo de las contingencias, pueden ayudar a las personas con TCO a abordar los factores psicológicos subyacentes que contribuyen a su adicción.
  3. Grupos de apoyo: Unirse a grupos de apoyo como Narcóticos Anónimos (NA) o SMART Recovery puede proporcionar un sentido de comunidad y comprensión entre los individuos en recuperación.
  4. Acceso a la naloxona: En muchos lugares, la naloxona está disponible sin receta médica, es decir, es de venta libre, por lo que debería estar al alcance de quienes padecen el riesgo de sufrir una sobredosis o de su familia o amistades.  (Más sobre la naloxona)
  5. Ayuda profesional: Acuda a profesionales médicos, especialistas en adicciones o centros de tratamiento de adicciones para obtener una orientación personalizada y opciones de tratamiento (findtreatment.gov)
  6. Servicios de emergencia: En casos de sobredosis, llame inmediatamente a los servicios de emergencia. Muchas jurisdicciones tienen leyes del buen samaritano que protegen de repercusiones legales a las personas que buscan ayuda para una víctima de sobredosis.

Para más información, consulta la página de la APA sobre el trastorno por consumo de opioides.

Physician Review

Hector Colon-Rivera, M.D., CMRO

Smita Das, M.D., Ph.D., M.P.H.
Chair, APA Council on Addiction Psychiatry

<iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/G7jQsgo6s2U?si=lh93wrYPgSkZOL37" title="YouTube video player" frameborder="0" allow="accelerometer; autoplay; clipboard-write; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture; web-share" allowfullscreen></iframe>

Medical leadership for mind, brain and body.

Join Today