Skip to content

Adicción a la tecnología: redes sociales, juegos en línea, y más

ver en ingles

¿Qué es la adicción a la tecnología?

La tecnología se ha vuelto clave para el funcionamiento eficiente de muchos aspectos de nuestras vidas y vital para la conexión social de muchas personas. Nuestros teléfonos inteligentes o smartphones se han vuelto compañeros constantes para muchos de nosotros. Sin embargo, el uso excesivo, compulsivo o fuera de control de diversos tipos de tecnologías es un motivo de creciente preocupación.

El uso excesivo y compulsivo del internet o de actividades en línea puede tener consecuencias negativas en diversos aspectos de la vida de un individuo. La adicción a la tecnología puede involucrar potencialmente diversas formas de actividad en línea, incluidas las redes sociales, los juegos de azar, el uso problemático de la pornografía en línea, entre otros.

  • La adicción a las redes sociales implica un uso problemático y compulsivo de las redes sociales; una necesidad obsesiva de comprobar y actualizar las plataformas de redes sociales, lo que a menudo resulta en problemas de funcionamiento y alteraciones en las relaciones con el mundo real. (1)
  • El trastorno por uso de juegos en internet se refiere al uso excesivo de juegos en línea o videojuegos, lo que lleva al abandono de las responsabilidades y al descuido de la salud física. (Lea más sobre los videojuegos en internet).
  • Los juegos de azar en línea son otra área de creciente preocupación. Cada vez está más disponible una amplia variedad de juegos y aplicaciones de apuestas deportivas. Las funciones de juegos de azar también se incorporan a otras actividades en línea, por ejemplo, dentro de las actividades de videojuegos en línea. Si bien el trastorno de los juegos de azar no es nuevo, la mayor disponibilidad y el fácil acceso a través del teléfono o la computadora están generando nuevas preocupaciones. (Lea más sobre los trastornos de los juegos de azar).
  • La adicción a las compras o subastas en línea implica un impulso o tentación de comprar en línea y actuar repetidamente por impulso de tal manera que causa daño y alteraciones en diversas áreas de la vida de una persona.(1)
  • El uso problemático de la pornografía en línea implica el consumo compulsivo de contenido sexual en línea, lo que afecta las relaciones personales y el bienestar mental.

Algunas personas pueden ser vulnerables, especialmente aquellas con altos niveles de uso de internet para la socialización, la educación, y el entretenimiento. Sin embargo, la adicción a la tecnología no se limita a un grupo demográfico específico y está aumentando en poblaciones diversas.

Los niños y adolescentes pueden ser particularmente vulnerables a la adicción a la tecnología porque sus cerebros aún se están desarrollando. (1) Para algunos niños y adolescentes, las redes sociales y los videojuegos juegan un papel importante en las relaciones y experiencias que impactan su crecimiento, desarrollo, y salud mental, de acuerdo con el Centro de Excelencia en Redes Sociales y Salud Mental Juvenil de la Academia Estadounidense de Pediatría. (2) El uso excesivo y problemático de las redes sociales y los videojuegos entre niños y adolescentes “tiene el potencial de convertirse en una adicción conductual. Esto puede tener un impacto negativo en su bienestar psicológico, físico, social y de desarrollo." (1) Puede provocar angustia significativa y contribuir a otras afecciones de salud mental como ansiedad, depresión e insomnio."(1)

Síntomas

Los síntomas de los trastornos del uso de internet varían según el tipo de tecnología. Generalmente, estos incluyen una incapacidad para controlar el uso de la tecnología, dificultades con las responsabilidades personales y profesionales, continuar usando la tecnología a pesar de las consecuencias negativas y problemas continuos durante un período prolongado.

Al igual que los trastornos por uso de sustancias, las personas con adicción a la tecnología pueden pensar obsesivamente sobre el comportamiento y pueden experimentar síntomas de abstinencia si se les impide el acceso a la tecnología. (3) También pueden necesitar más tiempo o mayor intensidad con la tecnología para sentir los mismos efectos. En algunas circunstancias, puede haber síntomas físicos como fatiga visual, dolores de cabeza y alteraciones del sueño. (1) Es importante señalar que la cantidad de tiempo dedicado a una tecnología por sí sola no indica necesariamente un uso problemático o compulsivo. (1) También es importante considerar si la concentración excesiva de una persona en actividades en línea puede estar relacionada con otra condición de salud mental. El uso problemático de la tecnología "puede ser un mecanismo de afrontamiento, un comportamiento desadaptativo o una automedicación para una condición psiquiátrica subyacente".(3)

Varios factores pueden contribuir al desarrollo de una adicción a la tecnología, incluidos factores psicológicos, sociales y ambientales. Las personas con problemas de salud mental preexistentes, como la depresión o ansiedad, pueden ser más susceptibles a desarrollar trastornos por uso de internet como mecanismo de afrontamiento. El aislamiento social, la presión de grupo, y la falta de conexiones sociales en persona pueden contribuir a la dependencia de las interacciones en línea. Además, la accesibilidad y comodidad de internet, especialmente a través de los smartphones, desempeñan un papel en el desarrollo de los trastornos del uso de internet.

Tratamiento y prevención

El tratamiento y la prevención del uso problemático de la tecnología pueden incluir una variedad de enfoques. Un primer paso es la evaluación y asesoría por parte de un profesional de la salud mental. La terapia cognitivo-conductual (CBT por sus siglas en inglés) se utiliza comúnmente para abordar los factores psicológicos subyacentes que contribuyen a la adicción. La terapia puede centrarse en ayudar al individuo a mejorar su nivel de conciencia y comprensión respecto a sus comportamientos, y desarrollar mecanismos de afrontamiento saludables y comportamientos positivos. Las técnicas de atención plena y las entrevistas motivacionales también pueden resultar útiles.

También es importante identificar y abordar cualquier problema de salud mental coexistente. Los grupos de apoyo (incluidos los programas de 12 pasos) para las adicciones a la tecnología y la terapia familiar son útiles para la recuperación de muchas personas. El aumento en la disponibilidad de grupos de recuperación y apoyo entre pares en línea ha sido útil en el tratamiento de la adicción, ya que hace que conectarse con otras personas y obtener apoyo sea de fácil acceso y anónimo, si se desea.(3)

Las estrategias preventivas para los trastornos por uso de internet incluyen crear conciencia, especialmente entre los jóvenes, sobre los riesgos potenciales asociados con el uso excesivo de internet e implementar estrategias saludables de uso y límites de tiempo. En casos graves, un psiquiatra puede sugerir medicamentos, incluidos antidepresivos o estimulantes, para tratar ciertos tipos de adicción a la tecnología.

Uso saludable de las redes sociales

Las redes sociales tienen enormes beneficios, incluido el apoyo a la conexión social y el bienestar positivo. También tienen importantes impactos negativos incluyendo el uso excesivo o compulsivo de estas. Ser consciente de sus hábitos en las redes sociales y utilizar su tiempo y sus interacciones de manera responsable puede ayudar a garantizar que experimente más efectos buenos que malos.

  1. Mantenga una actitud positiva: tómese el tiempo para considerar el impacto de sus palabras y evite involucrarse en interacciones tóxicas.
  2. Limite el tiempo frente a la pantalla: tome descansos regulares cuando utilice las redes sociales durante períodos prolongados y trate de limitarse a no más de unas pocas horas al día. Las familias pueden considerar el uso de controles parentales para limitar el acceso a ciertas aplicaciones de redes sociales o el tiempo dedicado a cada aplicación.
  3. Evite el “doomscrolling”: sea consciente de cómo lo que ve en las redes sociales afecta su estado de ánimo. Si el contenido que está viendo empieza a hacerle sentir envidia, estrés o depresión, puede que sea el momento de tomarse un descanso.
  4. Protéjase a sí mismo y a los demás: cuando utilice las redes sociales, tenga siempre en cuenta las preocupaciones sobre la privacidad y los estándares comunitarios. Nunca publique información personal confidencial ni denuncie comportamientos abusivos.

El Centro de Excelencia en Redes Sociales y Salud Mental Juvenil sugiere tres enfoques para prevenir el uso problemático de la tecnología entre niños y adolescentes: equilibrio, límites y comunicación.

  • Equilibrio: las familias deben discutir el equilibrio adecuado entre el tiempo en línea y fuera de línea. No hay evidencia de un límite de tiempo de pantalla específico que se aplique a todos los niños. Sin embargo, las familias consideran enfoques que garanticen que los niños duerman lo suficiente, realicen actividad física diaria, tengan tiempo para jugar, leer y descubrir, pasar tiempo con las personas que les importan y tiempo para concentrarse en aprender sin realizar múltiples tareas.
  • Límites: los límites se refieren a establecer límites en torno a lo que los jóvenes están dispuestos a mostrar sobre sí mismos en línea o en las redes sociales. También a establecer límites sobre dónde los jóvenes pasan su tiempo en línea o cuando usan la tecnología. Discutir los tipos de información personal que no es apropiado publicar en sitios de redes sociales puede ayudar a evitar riesgos de seguridad en línea, como intimidación, solicitaciones no deseadas o vergüenza.
  • Comunicación: al igual que con otras áreas fundamentales de la salud infantil, los padres y otros adultos de confianza deben hablar sobre las redes sociales y la tecnología con los jóvenes desde el principio y con frecuencia. Está bien no conocer los pros y contras de cada plataforma; trate de crear un espacio donde el niño se sienta cómodo discutiendo sus inquietudes y experiencias usando la tecnología.

(Adaptado de Prevención del uso problemático de tecnología)

Los programas educativos dirigidos a padres, educadores y profesionales de la salud pueden ayudar a identificar los primeros signos de adicción y brindar apoyo. Implementar pautas para el uso responsable de internet, tanto en el hogar como en entornos educativos, puede ayudar a mantener una relación saludable con la tecnología.

El desafío que se avecina en el panorama siempre cambiante de la tecnología es "cómo manejar mejor la tecnología con miras a maximizar su enorme potencial de realización, gratificación y felicidad, minimizando al mismo tiempo sus importantes riesgos de insatisfacción, miseria y desesperación." (3)

Más información y búsqueda de ayuda

Revisión por médicos

Hector Colon-Rivera, M.D., CMRO
Bernardo, Ng, M.D.
March 2024

Referencias

  1. Technological Addictions. 2021. Petros Levounis, M.D., M.A. & James Sherer, M.D.,
  2. Centro de Excelencia en Redes Sociales y Salud Mental Juvenil de la Academia Americana de Pediatría
  3. Levounis, P. 2022. Special Report: Be Prepared to Address Technological Addictions in Psychiatric Practice. Psychiatric News, Feb. 1, 2022.

Medical leadership for mind, brain and body.

Join Today