Skip to content

¿Cómo afectan los fenómenos meteorológicos extremos a la salud mental?

Las consecuencias para la salud mental de los desastres individuales para la mayoría de las personas incluyen estrés e insomnio leves; conductas de afrontamiento de alto riesgo, como el aumento en el consumo de alcohol; y trastornos mentales como depresión, ansiedad y estrés postraumático. El aumento de las temperaturas globales relacionado con el clima afecta a las poblaciones a través de desastres localizados circunscritos, pero también a través de efectos a largo plazo y, con frecuencia, a gran escala que provienen de la experiencia de desastres repetidos y sus efectos en el bienestar, la estabilidad económica y la infraestructura en una región determinada. Esto podría incluir el estrés acumulativo en la comunidad, el aumento de la pobreza, la violencia doméstica, el consumo de sustancias y la migración forzada. Las inundaciones y las sequías prolongadas también se han asociado con afecciones de salud mental, como niveles elevados de ansiedad, depresión, suicidio y trastornos de estrés postraumático (US GCRP).

A los niños les afectan más los desastres que a los adultos y tienen más probabilidad de continuar con síntomas relacionados con la experiencia traumática de un desastre (Lancet Commission). Las interrupciones en la rutina, la separación de sus cuidadores a causa de las evacuaciones o los desplazamientos, y el estrés de los padres después de un desastre contribuyen a la angustia infantil. Con frecuencia, los niños son muy resilientes y las reacciones a los desastres pueden solucionarse con el tiempo, pero debe supervisarse que no haya efectos a largo plazo de estrés crónico.

Los rescatistas, trabajadores del servicio de urgencias y otras personas involucradas en la respuesta a desastres relacionados con el clima extremo tienen más riesgo de sufrir consecuencias en la salud mental a corto y largo plazo (US GCRP). Estas personas pueden ser tanto un rescatista como una víctima, a las que se le exige que brinden atención al público mientras manejan los impactos adversos de un desastre para su propia familia. Con frecuencia, los rescatistas y los trabajadores de urgencias están expuestos a lesiones graves o a casos de muerte en el campo de trabajo, lo que puede aumentar los impactos negativos.

Hay medidas que se pueden tomar para prepararse mejor para los desastres y para ayudarse a sí mismo y a su familia cuando ocurran. Estas incluyen capacitación sobre evacuación segura de desastres de diferentes tipos, preparación de una “bolsa de emergencia” con documentos importantes, recuerdos preciados y artículos de seguridad, como linternas, baterías solares y fósforos, y mantener su automóvil y su hogar abastecidos con un suministro de agua y alimentos no perecederos para varios días.

Impactos del calor en la salud mental

El calor tiene efectos directos en la salud humana, incluida la causa de enfermedades causadas por el calor, como el agotamiento por calor y la insolación, y complicaciones médicas del calor, incluidos más accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos. Los seres humanos no pueden tolerar temperaturas superiores a 108 °F por mucho tiempo sin una aclimatación significativa, y las olas de calor prolongadas, particularmente si ocurren en poblaciones mal preparadas para manejarlas, pueden provocar una alta cantidad de muertes. Las personas con enfermedades mentales no toleran el calor tan bien como los demás debido a la química de su enfermedad. Los pacientes con trastornos psiquiátricos también tienen un mayor riesgo de sufrir enfermedades provocadas por el calor y mortalidad por medicamentos que impiden una respuesta óptima al estrés fisiológico por calor (Sorensen).

A nivel poblacional, el calor extremo también se ha relacionado con aumentos en las conductas agresivas y la violencia doméstica (US GCRP). La exposición al calor extremo puede conllevar a un aumento en el uso del alcohol para sobrellevar el estrés, aumento en las admisiones hospitalarias y a la sala de emergencias de personas con padecimientos de salud mental y psiquiátricos, así como un aumento en los casos de suicidio (Dumont). Según una estimación, un aumento de 1 a 6 grados centígrados podría causar de 283 a 1,660 casos adicionales de suicidio (0.7 % y 4.1 %) en los Estados Unidos (Belova). Las temperaturas incómodamente altas también aumentan las emociones negativas en la población (Baylis).

Impactos nutricionales del cambio climático

Las sequías, las inundaciones y los cambios en los hábitats del cambio climático provocan una disminución neta del suministro mundial de alimentos: aproximadamente un 1 % por cada grado centígrado de aumento de la temperatura media. Las plantas también crecen más rápido a temperaturas más altas y más CO2, y tienen menos tiempo para absorber los nutrientes que son importantes para la salud del cerebro, particularmente el zinc y el hierro (Beach). Los niños con una alimentación inadecuada tienen un desarrollo cognitivo más deficiente y más diagnósticos de salud mental. La deficiencia de zinc se relaciona estrechamente con la depresión y la psicosis, (Petrilli) y la deficiencia de hierro se ha relacionado con el trastorno bipolar.

Contaminación del aire por partículas y la salud mental

a contaminación del aire se deriva de numerosas fuentes, pero el 85 por ciento de la contaminación del aire se deriva del uso de combustibles fósiles. Esta contaminación atmosférica por partículas puede viajar al cerebro en los vasos sanguíneos y en las células nerviosas, donde causa daño inflamatorio a las células. Se ha demostrado que la contaminación del aire aumenta el riesgo de autismo, disminuye la capacidad cognitiva y causa más TDAH y problemas de comportamiento en los niños, además de aumentar el riesgo de demencia, particularmente la demencia de Alzheimer, en los adultos. También aumenta los riesgos de depresión, suicidio, enfermedad de Parkinson y posiblemente psicosis. Los incendios forestales contribuyen a esta contaminación en particular y también pueden transportar otros contaminantes ambientales de las estructuras en llamas (Peeples).

Impactos del cambio climático en las enfermedades infecciosas

Por último, el cambio climático provoca cambios importantes en la distribución geográfica de los patógenos humanos, en particular de las enfermedades transmitidas por vectores hasta ahora desconocidas o raras en los Estados Unidos (Mora). Enfermedades como la enfermedad de Lyme, Powassan, paludismo y otras se están extendiendo a nuevos hábitats y sobreviven durante más tiempo del año. Los murciélagos son portadores de enfermedades que sobreviven a temperaturas más altas, lo que los coloca en mayor probabilidad de transmisión ambiental. Estas infecciones pueden provocar síntomas psiquiátricos cuando el cerebro se ve afectado.

Dato sobre la salud mental del cambio climático

Dato sobre la salud mental del cambio climático

Lo extremo no solo afecta a tu cuerpo.

La exposición al calor extremo puede conllevar a un aumento en las hospitalizaciones y visitas a la sala de urgencias, de personas con padecimientos de salud mental y psiquiátricos, un aumento en los casos de suicidio, así como un aumento en el consumo de alcohol.

Revisión por médicos

  • Bernardo Ng, M.D., Mayo de 2024
  • Elizabeth Haase, M.D., Mayo de 2023

Medical leadership for mind, brain and body.

Join Today