Skip to content

Los hispanoamericanos se sienten más informados sobre el vínculo entre la nutrición y la salud mental que las personas no hispanas. El 78 % cambiaría su dieta para tener un efecto positivo en su salud mental.

  • April 20, 2023

Washington, D.C. — La nutrición y la salud mental están vinculadas, y los estudios sobre el bienestar mental y el bioma intestinal, la dieta mediterránea y la dieta DASH, entre otros temas, han atraído más atención en los últimos años. Los hispanoamericanos están entendiendo esta relación: la última encuesta mensual de Healthy Minds de la Asociación Americana de Psiquiatría revela que cuatro de cada cinco (81 %) de los adultos hispanoamericanos se consideran informados sobre el vínculo entre la nutrición y la salud mental. Este porcentaje es más alto que el de las personas no hispanas, de las cuales solo el 63 % indicó ese nivel de conocimiento.

La mayoría de los hispanos encuestados (78 %) estaría dispuesta a cambiar su dieta para mejorar su salud mental, lo que se acerca más a la población no hispana (81 %). Del 16 al 17 de marzo de 2023, Morning Consult llevó a cabo la encuesta entre una muestra de 2220 adultos que incluía 379 adultos que se identifican hispanos y 1821 adultos que se identifican como no hispanos.

“La salud mental es la salud en general y lo que comemos y bebemos puede afectar cómo nos sentimos”, dijo la presidenta de la APA, Rebecca W. Brendel, M.D., J.D. “Muchos aspectos de una dieta saludable, como mantenerse hidratado y comer frutas y verduras frescas ricas en nutrientes, pueden ayudar al funcionamiento del cerebro. Por el contrario, demasiada cafeína, azúcares o alimentos procesados pueden hacernos sentir mal”.

Cuando se les preguntó cómo habían cambiado su dieta en el pasado, la mayoría de los adultos hispanos dijeron que bebieron más agua (59 %) y comieron más frutas (44 %) y verduras (42 %); menos que la población no hispana de la cual el 68 % bebió más agua, el 52 % comió más frutas y el 55 % comió más verduras. Menos personas evitaron los alimentos procesados (31 % de hispanos frente al 37 % de no hispanos) o redujeron el consumo de alcohol (21 % de hispanos frente al 30 % de no hispanos). Casi todos los hispanos (95 %) habían cambiado su dieta en el pasado, en comparación con el 87 % de los no hispanos.

“Muchos de nosotros tenemos la capacidad de tomar decisiones sobre lo que comemos”, dijo el director ejecutivo y director médico de la APA, Saul Levin, M.D., M.P.A. “Es importante que todos se den cuenta del impacto de la nutrición en la salud mental, y que no es necesario pedir un servicio de comida elegante ni tomar suplementos costosos para consumir alimentos y bebidas que promuevan el bienestar mental. El simple hecho de beber más agua puede marcar la diferencia”.

Cuando se les pidió que evaluaran el impacto de varios factores en su bienestar mental, menos hispanos mencionaron la dieta en comparación con otros factores evaluados. Entre los otros factores que dijeron que tenían un impacto significativo en la salud mental eran:

  • El trabajo (77 % de los hispanos frente al 67 % de los no hispanos)
  • Los hábitos sociales (72 % de los hispanos frente al 59 % de los no hispanos)
  • Los antecedentes familiares (65 % de los hispanos frente al 56 % de los no hispanos)
  • La dieta (63 % de los hispanos frente al 57 % de los no hispanos)

American Psychiatric Association

The American Psychiatric Association, founded in 1844, is the oldest medical association in the country. The APA is also the largest psychiatric association in the world with more than 38,000 physician members specializing in the diagnosis, treatment, prevention, and research of mental illnesses. APA's vision is to ensure access to quality psychiatric diagnosis and treatment. For more information, please visit www.psychiatry.org.

Medical leadership for mind, brain and body.

Join Today